Quién Soy

Bueno , lo primero que debería contarte es que soy el marido de Piluca y el papá de Pilar, y dentro de poco, de María. Evidentemente ellas son el «pilar» (valga la redundancia) de todas las ilusiones que me mueven día día. Ellas son las que sufren que papá siempre esté con una cámara en la mano, aunque luego se alegran enormemente. Cuento con una preciosa familia a la que adoro, y el que me falta es mi padre Francisco Basallote, pintor y poeta, del cual creo que heredé mi pasión por la imagen y la emoción pausada por ciertos instantes de luz (en este vídeo puedes conocerle). Mi lema es Capturando El Momento, fundamentalmente porque defiendo lo espontáneo y natural frente a lo preparado y falsificado. Creo que el valor del recuerdo es que sea auténtico, y por ello en las bodas y eventos me muevo constantemente de forma discreta, intentando pasar lo más  desapercibido posible. En los vídeos corporativos y en la fotografía editorial es diferente, ahí si que preparamos con el cliente la grabación, y si es necesario modificar la escena para que lo que queremos mostrar se vea de la manera que más nos interesa, no paramos hasta que lo conseguimos.

Comencé en esto del audiovisual tras terminar la licenciatura en comunicación audiovisual en 1997. Posteriormente he trabajado como operador de cámara y montador en diferentes televisiones y desde 2006 a 2013 he formado parte del departamento de realizaciòn  de Rtva donde destaco mi trabajo en Tierra y Mar como ayudante de Realización. En 2010 empecé con la fotografía. Pese a que en la carrera tuvimos asignaturas específicas de fotografía, continue formándome en este campo con maestros como Francisco Guerrero, Fran Russo, y otros fotógrafos consagrados como Victor Martí, y muchos de los ponentes del anual Foro de Fotógrafos. De la misma forma mantengo la formación en el campo del video, especialmente enfocado al arte de contar historias con imágenes, sonido, palabras y música. Aplico el lenguaje cinematográfico en mis videos y uso técnicas periodísticas en las entrevistas o conversaciones grabadas a los protagonistas de mis vídeos. Tanto si se trata para un video corporativo como para una boda, considero importantísimo la cercanía con la persona que me contrata. Desarrollar la idea conjuntamente con ellos en el caso de corporativos y ser sensible a la historia personal de la pareja en el caso de las bodas. Siempre sin interferir en los procesos naturales de los eventos sociales y solamente interviniendo cuando es estrictamente necesario. También contemplo el vídeo para contar historias especiales en la vida de la persona.

Y fue en 2013 cuando empecé a firmar mis trabajos en fotografía y video de una forma continua. Como intento mostrarte en la web, mis frentes son dos, la foto y el video enfocados a social (bodas, eventos, etc) y corporativos (empresas, instituciones, publicidad).